La escuela tradicional

Conciencia Colectiva

LA ESCUELA TRADICIONAL

Charla con integrantes de conciencia colectiva: Yaroslav Leal Gallegos, Francisco Javier Reyes Medrano y Baruc Marcos Magaña González, en la que indagan sobre educación desde la perspectiva de la escuela tradicional, en las que se abordan tres preguntas bases para este podcast:

1.- ¿Cual es la concepción de educación que se tiene desde la perspectiva de la Escuela tradicional?

2.- ¿Que elementos de la Escuela tradicional siguen prevaleciendo en las Escuelas de nuestros días?

3.- ¿Será pertinente retomar algún o algunos elementos para aplicarlos en la educación actual? ¿Cuales?

 

La Escuela Tradicional aparece en el siglo XVII en Europa con el surgimiento de la burguesía y como expresión de modernidad. Encuentra su concreción en los siglos XVIII y XIX con el surgimiento de la Escuela Pública en Europa y América Latina, con el éxito de las revoluciones republicanas de doctrina político-social del liberalismo.

Las tendencias pedagógicas que lo caracterizan son propias del siglo XIX. Su concepción descansa en el criterio de que es la escuela la institución social encargada de la educación pública masiva y fuente fundamental de la información, la cual tiene la misión de la preparación intelectual y moral.

Su finalidad es la conservación del orden de cosas y para ello el profesor asume el poder y la autoridad como transmisor esencial de conocimientos, quien exige disciplina y obediencia, apropiándose de una imagen impositiva, coercitiva, paternalista, autoritaria, que ha trascendido más allá de un siglo y subsiste hoy día, por lo que se le reconoce como Escuela Tradicional.

En este modelo el contenido viene dado por los conocimientos y valores acumulados por la sociedad y las ciencias, como verdades acabadas, todo lo cual aparece divorciado de las experiencias y realidades del alumno y su contexto, contenidos representados en el maestro. El contenido curricular es racionalista, académico, apegado a la ciencia y se presenta metafísicamente, sin una lógica interna, en partes aisladas, lo que conlleva a desarrollar un pensamiento empírico, no teórico, de tipo descriptivo.

Para ello el método fundamental es el discurso expositivo del profesor, con procedimientos siempre verbalistas, mientras el aprendizaje se reduce a repetir y memorizar. La acción del alumno está limitada a la palabra que se fija y repite, conformando una personalidad pasiva y dependiente.

El proceso docente está muy institucionalizado y formalizado, dirigido a los resultados y estos devienen objeto de la evaluación.

ESP. HERNÁN VAN ARCKEN
Pedagogía Docente